Agrilaser Autonomic en agricultura agrícola NIVU

Situación anterior
La empresa agrícola NIVU en Achthuizen y Oude-Tonge posee más de 400 hectáreas de tierra agrícola junto al agua. Por lo tanto, miles de gansos son una amenaza diaria tanto para nuestros cultivos como para nuestras tierras. La colocación de banderas, cañones de sonido y la caza de gansos son inefectivas, molestas y resultan en una pérdida de tiempo. Jack van Vugt, miembro de la asociación declaró: “Anualmente, esto nos cuesta entre 10 mil y 20 mil euros. Otros daños como la tierra pisoteada retrasan las cosechas, y la carencia de fertilizante ecológico duplica esta cantidad”.
Resultados después del uso
Van Vugt había perdido la esperanza, pero se sorprendió al ver que realmente no había más gansos después de haber colocado el Agrilaser Autonomic. “Funcionan muy bien en parcelas de trigo y de papas. Esto nos complace enormemente”. En la actualidad, el agricultor experimenta menos daños y sobre todo, resulta en un mayor beneficio. Además, la lucha eterna entre el hombre y el ganso ha terminado, ahorrando al agricultor muchos daños.
Empresa: Empresa agrícola NIVU
Ubicación: Achthuizen y Oude-Tonge, Países Bajos
Producto: Agrilaser Autonomic
Razón: Molestia causada por gansos
En uso desde: Agosto de 2015
Resultados
• Daño de gansos reducido por completo
• Decenas de miles de euros menos en daños
• Disuasión rápida y a largo plazo
• Fin a las molestias ocasionadas por el ahuyentamiento de aves
• No más banderas y objetos que obstaculicen en los campos
• Cosecha mayor y temprana

Daño de gansos reducido por completo

Daño de gansos reducido por completo, decenas de miles de euros menos en daños

Entrevista a Jack van Vugt, empresa NIVU
La empresa agrícola NIVU posee más de 400 hectáreas de campos en Achthuizen y Oude-Tonge en Goeree-Overflakkee. La asociación está formada por tres hombres fuertes, uno de ellos es Jack van Vugt que cultiva papas, remolachas azucareras, trigo y cebollas, entre otros. El problema es que sus parcelas están ubicadas junto al agua, lo que significa que innumerables gansos comen sus cultivos y pisotean sus tierras.

“Se estima que el daño anual está valorado entre 10 mil y 20 mil euros. Otros daños como la tierra pisoteada retrasan las cosechas, y la carencia de fertilizante ecológico duplica estos costos. Y todo esto no incluye todas las horas perdidas disuadiendo las aves y registrando los daños”.

Anteriormente, Van Vugt y sus colegas luchaban con banderas, cañones de sonido y la caza, entre otros, contra la interminable embestida de gansos. También probaron con pistolas de disuasión y plumas láser para aves, pero todo resultó ser limitado o efímero. “Las aves simplemente regresaban después de cinco minutos”.

Por tal motivo, Van Vugt se contactó con Bird Control Group por sus cañones láseres automatizados. “Comenzamos la prueba el primero de agosto. Esto resultó ser un gran éxito y compramos otro más en noviembre de 2015”.

Durante el primer experimento, el Autonomic tenía que proteger una parcela de trigo, un cultivo que atrae a miles de gansos. Ese problema ahora pertenece al pasado porque todos los gansos se mantienen alejados. “También funciona muy bien en las parcelas con papas. Esto nos complace enormemente”.

Actualmente, en términos de costos y beneficios, Van Vugt sufre varias decenas de miles de euros menos en concepto de daños. Además, esa molestia sin fin se ha ido para siempre. “Entonces había plantado mi tierra, todo era terriblemente ordenado, y luego volvieron los gansos nuevamente”. Él también notó que las aves no se acostumbran al láser y que su efecto es más rápido comparado a los disparos y al ruido. “Y es por esto que estoy tan entusiasmado”.


Resolver mi problema aves
Descargar testimonios