Una combinación de ópticas de alta precisión, filtros y frecuencias de luz, dan como resultado una máquina láser cuyo objetivo es ahuyentar a las aves de los campos, sin representar ningún tipo de peligro ni para los seres humanos, ni para las aves.

El objetivo de AgriLaser es ahuyentar a las aves con un haz de láser que está inspirado por la naturaleza”, explicó a Portalfruticola.com Gert-Jan Schep, de Schep LatinAmericaTrade, representante de Bird Control Group en toda Latinoamérica. “Las aves perciben el acercamiento del haz del láser como un peligro físico, por lo que recurren al instinto de supervivencia, y provoca que las aves se alejen del área”.

“Las aves sienten una atracción natural por los suministros de alimentos en áreas agrícolas, lo que puede provocar transmisión de enfermedades y daños en las cosechas. Si no se controlan las frutas, los vegetales y las cosechas recién sembradas, se convierten en un festín de comida para las aves”, indicó.

Gert-Jan Schep añadió que por lo general, las aves comen todos los días el equivalente al peso de su cuerpo, lo que conlleva a daños en las cosechas y en los almacenamientos de alimentos en graneros, provocando pérdidas de millones de dólares a escala global.

“Gracias a la tecnología láser se puede reducir el daño causado por aves y aumentar el rendimiento por hectárea”, señaló Schep.

Ya son varios los países que se han sumado a la tecnología láser para mantener sus campos libres de aves, en cuanto a la industria frutícola, empresas como Camposol en Perú, ya están utilizando con éxito esta herramienta.

“Recién estamos ingresando al mercado chileno, estamos vendiendo los primeros equipos láser. Esperamos aumentar las ventas este año en las nuevas temporadas de cultivos”, informó.

La Asociación para la Defensa de la Naturaleza (WorldWildlifeFund), premió en 2014 esta innovación, reconociendo como efectivo y amigable el producto.

En Los Países Bajos es el gobierno quien subsidia la adquisición de la tecnología láser.

Fuente: www.portalfruticola.com